American Star el Titanic que se quedo en Canarias


El mar igual que puede llevarse las cosas tambien a veces las deja como si de un adorno se tratara,este es el caso de este barco encallado en las Islas canarias y que ha sido visitado por cientos de turistas como si fuera un monumento.
Un dato de este barco es que su longitud fue de solamente 48m menos que la del Titanic.


El American Star, hoy encallado en la playa de Garcey (Pájara, Islas Canarias), comenzó su navegación en 1939 como S.S. America. Fue uno de los barcos más lujosos de todos los tiempos. El 31 de agosto de 1939 la primera dama de los Estados Unidos, Eleanor Roosevelt, bautizaba ante 30.000 personas el nuevo transatlántico de la naviera United States Lines, el imponente S.S. America. Entregado a sus propietarios el 2 de agosto de 1940, con un coste total de 18 millones de dólares, nada permitía prever que, sesenta años más tarde, su cadáver mutilado y cubierto de óxido, aún imponente pese a todo, habría de adornar una de las playas occidentales de Fuerteventura.



Con 220 metros de eslora, 28 de manga, un desplazamiento de 35.440 toneladas, una capacidad de 1.202 pasajeros y una tripulación de 643 hombres, el America era el mayor buque norteamericano de pasajeros y estaba destinado a ser uno de los transatlánticos más emblemáticos del siglo. Durante la Segunda Guerra Mundial fue militarizado, pintándolo de camuflaje y rebautizándolo como U.S.S. Westpoint.
Después de varios años, el barco pasó por diferentes propietarios teniendo nombres como S.S. Australis, S.S. Italis, S.S. Noga y S.S. Alferdoss.

En 1978, el majestuoso transatlántico viaja por última vez con pasajeros a bordo. Vendido a la neoyorquina Ventura Cruises por 5 millones de dólares, ésta lo llamó de nuevo S.S. America y lo destinó a cruceros cortos por Nueva Inglaterra; pero la informalidad demostrada, las reclamaciones de sus clientes, la mala gestión y una inspección de sanidad condujeron en pocos días al embargo y la subasta del barco, que fue readquirido por Chandris el 28 de agosto del mismo año por un precio inferior al de su peso en chatarra y conducido a El Pireo. Más tarde, ya por el año 1993, la compañía tailandesa Chaophraya compra el viejo barco por un valor de 2 millones de dólares con el objetivo de convertirlo en un hotel flotante de lujo en Bangkok. Fue aquí cuando se rebautizó como American Star.


El 15 de Enero de 1994, con las hélices desmontadas y propulsado por el remolcador ucraniano Neftegaz 67, el barco se dirigía con la intención de hacer escala en el Puerto de La Luz y de Las Palmas (Gran Canaria), sin saber que una terrible tormenta le esperaba en las aguas de las islas.


El temporal azotó el barco e hizo imposible los intentos de recuperar el control del barco, incluso con la ayuda del Neftegaz 67 y dos remolcadores más. Dos días más tarde, un helicóptero rescataba a la tripulación del American Star y decidían dejar el barco a la deriva, para recuperarlo cuando pasara la tormenta.


Desgraciadamente, el 18 de enero, el histórico transatlántico encallaba en la playa de Garcey (Pájara, Fuerteventura). Posteriormente el casco se partiría por la mitad a consecuencia del fuerte oleaje.


Actualmente, el American Star puede verse desde varias playas de Fuerteventura y se ha convertido en toda una atracción turística. La curiosidad por este barco fantasma a provocado situaciones de peligro. Aproximadamente una decena de intervenciones del helicóptero del SAR han sido necesarias, y no menos de tres personas han fallecido o desaparecido junto al barco o en su interior, víctimas del desconocimiento de las corrientes.


Uno de los episodios más llamativos del naufragio fue el “pillaje” que se desató en las semanas posteriores. Por lo visto, aún hoy día se pueden encontrar partes del “American Star” por toda la isla de Fuerteventura. Una cafetería de Puerto del Rosario, por ejemplo, fue decorada completamente con objetos salidos del barco, un particular de Antigua conserva dos de sus pianos y un artesano de Triquivijate se quedó con la silla giratoria del primer oficial.

En la siguiente fotografia podemos ver al American Star con google maps:

Su longitud era inferior a la del Titanic por apenas 48 metros. Durante sus cincuenta años de vida, el American Star fue pintado, remodelado y bautizado con distintos nombres.

Pero todo se lo traga el mar en el siguiente video podemos ver su estado en el reciente año 2007:

2 comentarios:

Norina dijo...

Thanks for writing this.

Tono dijo...

Pensaba que todavía seguía en pie.Lo visite hace unos 10 años...

Saludos