El asesino de John Lennon:




Mark David Chapman. El nombre así leído no resulta muy conocido, pero se trata de una persona grabada a fuego en la memoria de los fans de The Beatles de todo el mundo.

Y es que él fue el encargado de segar la vida de John Lennon.

Diciembre 2005.- En una de las entrevistas grabadas en prisión, Chapman, que nació un 10 de mayo de 1955, contó que de niño tenía una ciudad imaginaria llamada "Gente pequeña", en la que él era el alcalde, y en la que todos tenían que estar de acuerdo con él, o de lo contrario los eliminaba.



De joven fue adicto a las drogas. Dependencia que pudo superar después de haberse convertido como cristiano renacido (también conocido como cristiano evangélico).
Como estudiante universitario Chapman se volvió fanático del escritor estadounidense Jerome David Salinger, después de haber leído la novela The Catcher in the Rye (El guardián del centeno), a tal punto de que varias veces manifestó su deseo de copiar el modelo de vida del protagonista del libro, el antisocial Holden Caulfied.


Durante muchos años Chapman fue un fanático de los Beatles, particularmente de John Lennon.

Después de un ataque de nervios en la universidad, la admiración al artista británico se convirtió en obsesión. A tal punto de que se casó con una japonesa porque se parecía a Yoko Ono.

Poco a poco, la vida de Chapman se fue deteriorando y comenzó a cultivar un resentimiento contra quien durante muchos años fue su héroe.

A comienzos de 1977 Chapman se mudó Honolulú, donde intentó suicidarse encerrándose en un vehículo conectado a un escape de gas. En los años siguientes se aferró a un fanatismo cristiano y comenzó a odiar a Lennon, quien en una ocasión declaró que los Beatles se habían vuelto "más famosos que Jesucristo" y quien en su canción "Imagine" cantó: "Imagine un mundo sin religión".
Aunque una vez fue gran admirador de los Beatles, Chapman comenzó a calificar a Lennon de "falso", epíteto frecuentemente usado por el personaje principal de "The Catcher in the Rye".




Chapman se quejaba de que Lennon cantaba sobre justicia social al tiempo que gozaba de una vida de dinero y fama."Cuando veía esas fotos (de Lennon en su lujoso apartamento) sentí una rabia inmensa y algo en mi mente se quebró", dijo Chapman años después. "Recuerdo haber pensado: '¿Qué pasaría si lo mato?'





Imitando al personaje de "The Catcher in the Rye", Chapman se fue a Nueva York el 6 de diciembre de 1980. Tenía 25 años. Dos días después, compró un ejemplar del libro y escribió en él: "Esta es mi declaración al mundo". Fue al edificio donde vivía Lennon, el Dakota, y esperó.
Lennon salió del edificio y accedió a firmarle un autógrafo al joven de apariencia inocente. Chapman se quedó esperando que regresaran Lennon y su esposa, Yoko Ono.


En la siguiente imagen podemos ver a lennon firmando el autografo a Chapman:



















"Era como un tren indetenible", diría Chapman después al describir su deseo de matar a Lennon. "Nadie lo podía parar".

Poco antes de las 11 de la noche, la pareja se bajó de su limosina y comenzó a caminar hacia el Dakota. Chapman descargó su revólver y Lennon, de 40 años, se desplomó. Chapman se sentó tranquilamente en la calle a leer "The Catcher in the Rye".

John Lennon, el hombre cuya música cambió el mundo, murió camino al hospital.

En las siguientes imagenes vemos a Chapman en fotos de la policia en varias epocas y la entrada al edificio dakota donde disparo a lennon: