El gran fakir Mirin Dajo



Mirin Dajo ("fantástico" en esperanto) es el seudónimo por el que se dió a conocer Arnold Gerrit Henske, un faquir holandés que vivió en la primera mitad del siglo XX.

Sus habilidades fueron motivo de estudios por diferentes expertos. Hoy en día muchos de ellos siguen pareciendo sorprendentes.

El siguiente video rescata algunas imágenes de este faquir, donde se puede ver como es atravesado por diferentes espadas y pinchos metálicos sin sangrar ni una sóla gota de sangre.

Sin arañar el secreto profisional de los ilusionistas, daremos sólo algunos detalles. Hoy sabemos que se trata de pura técnica, propia de ilusionistas en la area de faquirismo. Así lo comprovaron, contra Mirin Dajo, el Prof. Bessemans de la Facultad de Medicina de Gand. Hizo preparar una colección de estiletes metálicos de puntas bien afiladas, redondeadas, lisas, sin aristas cortantes. Utilizó también dos cánulas para punción lombar, sin desinfectar y los introdujo despacio en el abdomen y en el tórax de diferentes animales: ratones, cobayas, conejos y perros. Los instrumentos, extraídos con la mayor prudencia, no traían ningún vestigio de sangre. Y las llagas, sin excepción, no sangraron. El examen radiológico o la autópsia mostraron que el hígado, el estómago, los pulmones y el o corazón habían sido atravesados. Sin embargo, los animales sobrevivieron sin presentar infecciones. El dolor sólo se hacía sentir a la entrada y a la salída del objeto aguzado. Esas experiencias fueron hechas a continuación, con el mismo éxito, por el Prof. Brunner, de Zurik.

Lejos de usar trucos, lo que se veía era lo que había. Se creía señalado por Dios, que era ayudado por ángeles guardianes, y que podía curar a las personas. Murió antes de cumplir los 36 años.